Si quieres saber mi opinión, te confieso que no veo yo ese terrible drama. Y te diré por qué. A mi juicio, el amor, los dos amores, tal como los define Platón en su Banquete (¿recuerdas?), sirven para distinguir a los hombres. Unos no comprenden ninguno. Los que no entienden el amor platónico no tienen ningún derecho a hablar de dramas. ¿Puede existir en esas condiciones? «Estoy satisfecho con el placer proporcionado»: he aquí todo el drama. El amor platónico no exige más, porque en él todo es claro.

Leon Tolstoi, Ana Karenina.

3 comentarios:

Vértigo dijo...

Ciert-to jopé.

Marta dijo...

para no recordarlo, tuve ayer el exámen!! haha
me gusta tu blog, te sigo

CANELA dijo...

citando al gran Tolstoi... viejos recuerdos y nuevas ganas de leerlo.