Con trémula voz me dijiste: 'esto en tu vida te podría ocurrir, como hoy ocurre en la mía'. Taché los días de calendario en los que nos hicimos daño y quedaron tres... Tres días encerrado sin ti en mi propio metro cuadrado. Nos volveremos a ver en el día de todos los santos. Dime, ¿crees que valió la pena? Si amenazan hoy nubes negras que vienen hacia aquí...

Y creo que va a empezar a llover, creo que va a empezar a llover. Y el cielo continuó yendo a gris, y tu voz en mí insistía: 'te podría ocurrir como hoy ocurre en mi vida'. Y yo te quise, te quise tanto hasta que menguó agotado mi amor por ti. Y creo que va a empezar a llover, creo que va a empezar a llover... Y yo querré correr, y correr... Y desaparecer. Dime, ¿crees que valió la pena?

1 comentario:

Perezoso dijo...

Eso creía yo que iba a empezar a llover esta tarde, pero al final solo hizo más calor. La biblioteca parecía una sauna...

¿Estudiando mucho?

Muaacckk!