Anoche volví a ver una película antigua, para demostrarme por enésima vez lo equivocado de mi nacimiento. Me viene a la cabeza aquella canción que dice "despertarse en otro tiempo y en otro lugar". Algo así. Y, a pesar de saber que el que se cumpla esa frase es algo materialmente imposible, nada impide que me duela igual la maldita sensación de encontrarme siempre en desacorde. Madrid es una ciudad de, aproximadamente, tres millones y medio de habitantes. Con esa cifra, cualquiera no se siente un diminuto ente, como un fideo en una cacerola; pero eso es una cosa, y otra muy distinta el notar que, por mucho que lo intentes, jamás conseguirás formar parte de un todo. Afortunadamente, siempre me quedarán las horas muertas dentro de la Fnac y seguir soñando, durante la semana que queda, con la Ciudad de las Luces. Parece que la espera tendrá recompensa.


8 comentarios:

Shapphire dijo...

Chica, ¡lo que daría yo por estar en Madrid! Siempre he pensado que las grandes ciudades inspiran mucho.
Aunque bueno, nunca viene mal cambiar de aires.
Me gusta muchísimo la sencillez de tu blog, te sigo inmediatamente :)

-Big.Small.Big.Small- dijo...

Pues señorita ya te he expresado mi amor por Madrid, claro diminuta, seguro, pero el todo lo tienes que crear en los pequeños rincones de madrid, y en los grandes momentos que te puede dar una ciudad como ella. Sabes mejor así mejor que hayas nacido en estos tiempos, mejor que haya dado contigo :) un abrazo!

Loreto Sesma dijo...

¡Hola!
He visto que tu blog se llamaba Strawberry Fields, como la canción de los Beatles y yo soy una gran seguidora del grupo de Liverpool.
Tu blog es increíble, sigue así (:
Pásate si tienes un momento y quieres por el mío:http://bedreamingaboutyou.blogspot.com/
Un besazo!(:

Delilah dijo...

Demasiada verdad. Cualquier cosa por haber nacido unas décadas antes, por pasar el tiempo en los autocines de los cincuenta, por haber crecido con los Beatles o dejarme los pies bailando a Elvis Presley, por desafiar los convencionalismos con hombreras y el pelo demasiado cardado, o fumar con aquellas boquillas larguísimas y el estilo de Audrey Hepburn en "Breakfast at Tiffany's".
Por haber nacido en alguna de las
épocas en las que parecía que todavía había algo por lo que luchar, alguna esperanza de cambiar el mundo y menos facebook y tuenti y modas paupérrimas y vacías.

Una lástima, el tiempo.

Fio dijo...

"despertarse en otro tiempo y en otro lugar"

Sí, eso.

Ana M. dijo...

¡Hola! Me gusta mucho tu blog.
Tienes entradas muy buenas, como esta.
Te sigo vale :)

Ana Antón dijo...

No creo que sea por estar en Madrid. Yo estoy en Galicia, te diría los habitantes pero no me apetece ir a la Wiki, lo que te quiero hacer saber es que yo me siento igual que tú. Da igual mi existencia, el mundo no va a cambiar porque yo esté o falte. Lo peor de todo es que a mí no me gusta la marcha del mundo, de la vida... no soy compatible, no sé si por el lugar, la etapa... Lo que sí se es que me siento incomprendida en muchas, muchísimas ocasiones.
Carpe diem!

[Princesa del Invierno] dijo...

Me parece que te falta el "forever" en el titulo para que se convierta en una de las canciones de los Beatles.
Y resulta que mi blog se llama justo así, FOREVER! ajaajajaj
besitooss y buenisma entrada