Después de una semana de clase tengo la cabeza a reventar entre artículos, sentencias, funciones y filósofos. Por no hablar, por supuesto, de la lista de manuales pendientes de revisar para proceder a comprar. Lo suyo sería pensar que tengo tiempo para ello, pero ya tengo mi primera fecha de examen que corresponde al miércoles que viene. Suerte que me guste el Derecho más de lo que pensaba (aunque, eso sí, odie a los Médicis).

2 comentarios:

Perezoso dijo...

Joder, una semana de clase y ya tienes examen a la vista...
Suerte!

abriendoportalesdeuncalentón dijo...

Dios tía. Esto me etá matando. Tengo que dormir más. Es que tía duermo siete horas y voy a clase matadísima. Tanta informacion no es buena en tan poco tiempo. Tengo mil que estudiaaaaaaar xD